gluten free

¿Cómo se trata?

Una vez que el médico establece el diagnóstico, se dedicará a tratar la afección. Aunque no hay cura para la enfermedad celíaca, ésta puede ser manejada con mucho éxito siguiendo una dieta sin gluten.

Debido a que se puede encontrar gluten en todo, desde cereales para el desayuno hasta fiambres, las personas que padecen de la enfermedad celíaca necesitan prestar atención a los ingredientes de los alimentos que consumen. Si se le ha diagnosticado la enfermedad celíaca, su médico le puede poner en contacto con un nutricionista para ayudarle a componer un plan de alimentación que vaya de acuerdo con su estilo de vida. La buena noticia es que el intestino delgado puede curarse y, aunque este proceso puede tomar hasta 6 meses, muchas personas empiezan a sentirse mejor en tan sólo unos pocos días después de iniciar la dieta sin gluten. Pero el hecho de sentirse mejor no quiere decir que las personas con enfermedad celíaca puedan volver a consumir alimentos que contienen gluten.

Si lo hacen, los síntomas y trastornos regresarán debido a que los genes que causan la enfermedad permanecen en el cuerpo. Al igual que cualquier enfermo crónico el celiaco debe consultar al medico de manera periódica con el fin de realizar los exámenes correspondientes. Esto es muy importante ya que actualmente el numero de patologías asociadas con la enfermedad celiacas se ve en aumentando con creces. Dentro de estas afecciones podemos citar las enfermedades autoinmunes, trastornos tiroideos, mal funcionamiento del páncreas entre otras tantas. Cabe destacar que el control se enfoque en comprobar que el paciente siga el tratamiento como se debe, para esto se realiza los análisis que determinan los anticuerpos antitransglutaminasa tisular.

Los padres de adolescentes celiacos no deben pasar por alto los estudios de rutina ya que durante esta etapa los jóvenes cometen muchas transgresiones en su alimentación. Quien padezca la enfermedad celiaca debe comprender que las posibilidades de padecer las enfermedades asociadas a la enfermedad celiaca aumentan considerablemente entre mayor es la edad y el contacto con el gluten por lo cual el diagnostico temprano, la dieta estricta Déficit de nutrientes en celíacos.

Los síntomas de la celiaquía son variados: los más comunes son incapacidad de absorber nutrientes como el hierro y folato, pérdida de peso, aftas, dolores abdominales, distensión abdominal, así como fatiga excesiva, apatía, y vómitos entre otros.

En los bebés, la enfermedad celiaca, puede no aparecer hasta después del período de lactancia, una vez que comienzan a introducirse en la dieta los alimentos que contienen gluten. Una vez confirmado el diagnóstico, el único tratamiento necesario para que el intestino vuelva a su estado normal, es seguir una dieta sin gluten, eliminando el consumo de cereales y los alimentos procesados que lo contienen. Si se han excluido los alimentos que contienen gluten, se reduce considerablemente el consumo de fibra, pero esto no representa ningún problema si se ingiere mucha fruta y verduras, otros cereales sin gluten, legumbres y arroz integral, para compensar la falta de fibra.