Ingredientes:

½ taza de ricota descremada

½ taza de queso blanco descremado

1 taza de yogur descremado

2 cucharadas de almidón de maíz

2 cucharadas de edulcorante

1 huevo 1 clara

Jugo de ½ limón

½ kg moras frescas o congeladas.

paso a paso:

Cortar un círculo de papel manteca y forrar el fondo de un molde humectado con rocío vegetal manteca.

Batir en un bol la ricota con el queso blanco y el yogur.

Agregar el almidón de maíz, el edulcorante en polvo, el huevo, la clara y el jugo de limón.

Mezclar suavemente con las moras (reservar algunas para la decoración) tratando de que no se rompan. Verter la preparación en el molde y cocinarla durante 35 minutos. Servir el cheesecake bien frío y decorado con las moras reservadas.