Ingredientes:

5 vasos de almendras crudas molidas

1/2 vaso de agua mineral

1 cucharada de aceite de oliva

1 cucharadita de bicarbonato

1 huevo (opcional)

paso a paso:

Se precalienta el horno a 180 ºC.

Con una batidora se mezclan el agua, el aceite el bicarbonato y el huevo (opcional).

A esta mezcla se añaden poco a poco las almendras molidas hasta que la consistencia sea de papilla muy espesa (al gusto).

Se unta un poco de aceite en un molde para horno y se le añade la papilla.

Se introduce en el horno 1 hora. Al cabo de ese tiempo se retira del horno, se saca del molde y se le da la vuelta dejándolo enfriar sobre un plato.

Este pan puede ser salado o dulce. En la opción salada se le puede añadir sal, ajo y orégano (delicioso).

En la opción dulce se puede usar canela, anís verde, vainilla o cualquier otra especia al gusto. La cantidad de almendra molida va al gusto de cada uno. Yo uso algo menos de la que indica, y también lo dejo algo menos en el horno, en función de la altura del molde.